¿Si sabrá más el discípulo?

De la serie de Caprichos del gran Francisco de Goya tomamos esta aguafuerte titulada: ¿Si Sabrá Más el Discípulo?, que muestra en forma elocuente y casi profética la relación de maestro y discípulo en esta época. Y aunque podemos fácilmente confundirnos al considerar que la critica es exclusivamente sobre profesor y alumno, debemos ampliar la visión y entender que el que enseña no es precisamente un profesor de escuela, universidad o instituto (aunque tampoco lo excluye), sino que toda persona, grupo o entidad a la que le hemos dado o dejado el rol (ya sea consciente o inconscientemente) de enseñar y educar nuestra vida y la de nuestros hijos.
¿Que puede enseñarnos un burro, ademas de rebuznar? ¿Que puede enseñarnos una televisión de programación banal e inicua? ¿Que nos enseñan los artistas decadentes? ¿Que aprendemos de políticos corruptos e hipócritas desligados del sentir del pueblo? ¿En que nos instruyen las mentiras y ocultamientos a los que nos someten los diarios y revistas? ¿En que nos cultiva una sociedad consumista, EGOísta, esclavizante e idoltradora del dinero y del prestigio exterior?

Solo a rebuznar de distintas formas y colores para traspasarle ésta enseñanza a nuestros hijos y así aumentar los egresados de la Burriversidad de la Vida.

Comentarios

  1. Ese el problema que está de moda el burro motivado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es que a los "burros" se les dan cargos de poder y se les elige presidentes.

      Eliminar

Publicar un comentario