Venganza China (Microcuento)

Venganza China

Los gringos, ante el amenazante crecimiento económico de China, decidieron frenar su avance utilizando un arma que no los incriminara directamente: el peligroso HAARP.

Un mes después las noticias de la devastación de poblados chinos por los fuertes sismos producidos por el HAARP hizo sonreír al presidente. “Con esto nuestro mayor rival habrá retrocedido 10 años”, dijo para sí.

Al día siguiente Estados Unidos fue despertado por  el más grande terremoto de la historia norteamericana que se haya registrado. Entre los escombros de la Casa Blanca el sobreviviente mandatario vio como uno de sus asesores, sangrando por la frente, se acercaba con un mail impreso del presidente de China cuyo escueto mensaje decía lo siguiente:

“La próxima vez saltaremos desde más alto”.

fu-manchu-karloff

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Jajajaja, sip!!!
      Saludos y gracias por comentar Patricia.

      Eliminar
  2. ¡Genial! Le has inspirado una sonrisa a mi rostro. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alma, ese era su principal objetivo.
      Que tengas buen día!

      Eliminar

Publicar un comentario