Guerra (Microcuento)

Guerra

Pese a que tratamos de no caer en su provocación, el enemigo atacaba día y noche causando grandes bajas entre nosotros. Fue en esos momentos que supimos que ellos estaban utilizando el HAARP y sacudiendo nuestro piso de forma constante. Luego continuaron con la guerra bacteriológica que produjo nuestro casi total exterminio, los pocos sobrevivientes que alcanzamos a subir a refugiarnos, nos dimos cuenta, muy tarde, en la trampa que habíamos caído. Una ola gigante terminó de arrasar con nosotros, y mientras el agua nos tragaba, lamenté no haberme subido a otro perro, uno callejero y sin dueño.

Comentarios